Virus: nombres que contagian

Déjese contagiar por la música que trae SADUR: The Velvet Underground, Pestilence, Morphine, Fobia y otras agrupaciones

diambulos
Últimas entradas de diambulos (ver todo)

Actualizado: 04/16/2020

Si se va a contagiar, que sea por la música de estas grandes agrupaciones

Por, SADUR

Frente al relato kafkiano que nos presenta hoy el panorama mundial, apoyado de manera apabullante por la “Cibercultura” no nos queda sino practicar algunos ejercicios de escape, un auténtico “tour de force” para llegar a lugares comunes.

En este ejercicio, vamos a identificar algunos nombres de agrupaciones que después de organizar de cierta manera una combinación de sonidos y silencios utilizando los principios básicos de la melodía y la armonía, se vieron enfrentados a la ardua tarea de elegir un nombre, más allá del género o la filosofía con la que buscaban impactar.

Pero no, en este espacio no se va a descifrar el porqué de los nombres, ni la relación con los trastornos ocultos de la conducta humana que se pueden encontrar en una o dos palabras, ni se pretende justificar porque dichas palabras le pueden dar una identidad a un autor dentro de un colectivo.

Más allá de un análisis hermenéutico o un complejo diccionario etimológico, ampliado de lo que podría ser una designación verbal, nos acercamos a un concepto subjetivo elaborado por el ego de algún autor incluso anónimo sobre el título de su obra. De repente un concepto se puede encontrar subjetivado o más bien viciado en la medida que se acomoda a la lectura efervescente que pudiera surgir por algunos de sus receptores.

Vademécum

El primer vademécum es un ejercicio de referencia que contiene las nociones fundamentales de nombres de grupos inspirados en las materias científicas o alusivas al área de la salud.

Fobia

El nombre de la banda surge de una serie de miedos, nerviosismos y fantasías que tenía este grupo de mexicanos a finales de los 80s. Tras sortear diversas crisis el núcleo de la Fobia sigue siendo: Un galán de TV, Leonardo de Lozanne, el bajista y diseñador Javier Ramírez, conocido como El Cha! y Paco Huidobro, el héroe artífice de la revolución sin manos azteca, que los sumergió en el vagón de cola alternativo de los 90s.

The Best of Morphine 2003

  Invasión vikinga: Coldest history

Morphine 

«Profundo, despreocupado y relajado susurro», fue como se le identifico al estilo vocal de Mark Sandman, líder de la banda de rock alternativo creada en Cambridge, Massachusetts. Los creadores de Honey White, nos dieron una sobredosis de sonidos extraídos del blues y del jazz con arreglos  muy sui generis para la época. Al optar por el saxofón, la percusión y el bajo de dos cuerdas, Morphine es tan adictiva como la sustancia.

Sangre Coagulada (Zangre Q-a-gulada)

De la mezcla de sus más grandes pasiones: el humor y el rock, Memo Orozco, crea su mejor experimento: Sangre Coagulada. En Radioactiva Bogotá se inventó su primer personaje cómico llamado Calavero, pero cuando le ofrecieron grabar una canción de rock, la voz más ronca de la radio, buscó un nombre aún más caótico para una banda. Cuenta la historia clínica que al autor de “Me gusta tu mamá”, se le iluminó el cráneo cuando venía en una flota de Melgar hacia Bogotá y de repente vio como arrollaban despiadadamente a un peatón, cuyo cuerpo pintó de rojo la acera.

Spheres: la metamorfosis de la banda holandesa

  Invasión vikinga: El origen

Pestilence

Los holandeses, hijos de Enschede, siempre fueron muy cercanos a la experimentación. Con el death metal como pilar sonoro, empezaron a incorporar elementos de Jazz fusión a su música y convirtieron a Spheres, en un álbum necesario en su discografía. Los intereses personales, sumados al ritmo de trabajo fluctuante generaron su desintegro a mediados de los 90s, pero ya la peste se había esparcido. En el nuevo milenio tienen una Resurrection Macabre (2009) que se convertiría en su primer álbum tras 16 años de separación.

Cabe resaltar que a diferencia de las otras bandas mencionadas; el cáncer, los tumores y los temas alusivos al área de la salud, hacen parte permanente de las letras de Pestilence.

Nota: La agrupaciones Virus y Carcass tuvieron que ser descartadas de esta lista por causas aún desconocidas.

Referencias literarias

Los intrépidos herederos de la palabra

  Invasión vikinga: La leyenda

La necesidad de contar relatos surgió por el placer de escucharlos. ¿Cuantas historias tuvieron que escuchar los músicos que se volvieron ávidos lectores e intrépidos autores? Aquí los libros y los personajes marcaron los autores, mientras los poemas se convirtieron en canciones.

Duncan Dhu:

El nombre de la agrupación hace referencia al personaje jefe de un clan escocés de una novela histórica escrita por Robert Louis Stevenson llamada Secuestrado.

Por más de tres décadas de trayectoria, Mikel Erentxun y Diego Vasallo han mezclado un poco de nostalgias algo singulares como la resurrección del rockabilly, fusionada con el sonido electro-acústico de sus instrumentos y un devoto afecto por la fría Escocia. Los autores dePalabras sin nombre” han sido condenados por la radio local a un solo One Hit Wonder.

Macbeth

Siguiendo por los fríos senderos escoceses, cabe destacar a Lord Macbeth, personaje protagónico de Shakespeare, que se basa en el histórico rey Macbeth de Escocia y que da nombre a la banda italiana formada en 1997. La agrupación de metal gótico/sinfónico hace de su Romantic Tragedy’s Crescendo, una armoniosa combinación de sonidos con voces limpias y guturales, que declaman muchas de sus oscuras poesías en inglés.

William Burroughs, escritor considerado parte de la generación beat

  Invasión vikinga: Protagonistas

Clem Snide:

Íntimo y minimalista, frecuentemente etiquetado como country alternativo, la agrupación Clem Snide, toma su nombre de un personaje de varias novelas de William S. Burroughs, que se incluye en El Almuerzo Desnudo. Los rasgos más característicos de su sólido repertorio incluían el folk-rock americano antes de que el líder Eef Barzelay identificara su banda con el personaje cuyo autor consideraba al lenguaje como un virus.

El sonido aterciopelado que desnudó al Pop

  Invasión vikinga: Territorio

The Velvet Underground

Tras encontrar un ensayo ambiguo sobre sadomasoquismo, que recogía las experiencias del submundo de relaciones de la clase media norteamericana, Lou Reed, Nico y John Cale bautizaron su banda. Hasta los Velvet, el pop no había perdido la inocencia, los músicos apadrinados por Andy Warhol, continuarían esculcando en el inframundo documentado por el autor Michael Leigh, y en la temática urbana para componer sus letras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos