Invasión vikinga: La leyenda

Cerramos el Especial Invasión vikinga repasando la trayectoria del talentoso Max Von Sydow

diambulos
Últimas entradas de diambulos (ver todo)

04/05/2020

La cuarta entrega del Especial Invasión vikinga, repasa la trayectoria del talentoso Max Von Sydow

Dos ojos como brasas ardientes
Esperan el momento para que la
Estrella del norte arda

Por SADUR

Max Von Sydow, la más longeva de las leyendas suecas en Hollywood, ha dejado en tablas una partida importante, pues ya su alma se la habían llevado sus personajes.

Este gigante escandinavo tuvo en Ingmar Bergman a su mentor y juntos, primero conquistaron su tierra y luego como pálidos jinetes escaparon de los gélidos vientos del norte para invadir el mundo del Séptimo Arte. Ambos como buenos hijos del Teatro iniciaron en las tablas de la ciudad de Malmö, una relación que traspasaría fronteras, temáticas e intereses, incluso llegando a considerar a Von Sydow, como el actor fetiche de Bergman.

La experiencia y versatilidad que le dio sus múltiples colaboraciones con el director sueco, le permitieron a Max Von Sydow, retrasar su llegada a las puertas de Hollywood, incluso dándose el lujo de rechazar papeles taquilleros por voluntad propia.

Max Von Sydow, en «El Séptimo sello»

  Invasión vikinga: Coldest history

La figura flaca y desgarbada más icónica del cine escandinavo representó una legión de personajes que vagabundearon por varios géneros y subgéneros del universo audiovisual, permitiendo que sus intensos ojos azules hicieran un recorrido por todas las épocas de la historia contemporánea; su inquietante figura fue vista en El umbral de la vida (1958) y en la fantasmagórica El rostro, ambientada en el siglo XIX, luego se trasladó a La historia más grande jamás contada (1965), la ambiciosa superproducción donde interpreto a Jesús de Nazaret, luego en el 68 vuelve a ser reclutado por Bergman para iniciar sus coqueteos con el terror en La hora del lobo, producción surrealista inspirada en una ópera de Mozart que como en la mayoría de los casos de Ingmar, no fue muy bien recibida en su estreno pero con los años se convirtió en un filme de culto para la crítica.

Von Sydow deserta y se instala en la nórdica Finlandia al servicio de John Huston para trabajar en La carta del Kremlin (1970), allí, como el comandante Kosnov, es testigo de toda la crueldad norteamericana en un dramático filme que por fin mostraba la otra cara del verdadero villano en pleno auge de la Guerra Fría. Después de escapar del mundo del espionaje, se pone la sotana y se arma de una biblia para rescatar a una joven Linda Blair de una posesión diabólica. El padre Lankester Merrin es uno de los culpables de que El exorcista (1973), se convirtiera en una de las producciones más emblemáticas del género del terror, y que Von Sydow hiciera parte de un fenómeno mediático y cultural que aún persiste en nuestros días.

Max Von Sydow como Von Steiner

  Invasión vikinga: El origen

De tantos viajes en su haber Max Von Sydow también se escapa de este mundo y emprende una aventura intergaláctica, al encarnar al emperador Ming, un despiadado tirano del planeta Mongo, quien reta al atlético Flash Gordon en una batalla que tiene de trasfondo una estética anacrónica y un envolvente sonido a cargo de la agrupación Queen.

Su regreso al planeta Tierra lo tiene en 1943, donde se viste del oficial alemán Von Steiner, y se hace acompañar de otra constelación de estrellas pero de fútbol de varias nacionalidades en “Victory” (1981). En este clásico el director John Huston arma una nómina que incluye al ex campeón de la Copa Mundial de Fútbol, Osvaldo César Ardiles, (Argentina), al capitán de la selección de fútbol de Inglaterra Bobby Moore, al central noruego Hallvar Thoresen, y en el mismo equipo se encuentran el brillante Michael Caine en el mediocampo, Silvester Stallone (USA) en el arco y Pelé (Brasil) en la delantera. Esta metáfora sobre el honor y la libertad, es una película que se resiste al paso del tiempo y a los nuevos cracks del balompié mundial.

  Invasión vikinga: Protagonistas

El sueco errante después se devuelve varios siglos para vestirse de rey en la ficticia y prehistórica, Conan el Bárbaro (1982), película emblemática para muchos de los amantes de la espada y la hechicería donde salvajes guerreros con sus torsos al aire invaden aldeas y encienden antorchas en rituales paganos. En su etapa de supervillano, también fue el No 1 en el sofisticado mundo de James Bond. Ernst Stavro Blofeld, es conocido como el No 1 en la temible organización SPECTRE, quien es testigo de la última aparición de Sean Connery como 007, en la taquillera Nunca digas nunca jamás (1983).

Max Von Sydow, tuvo gran olfato para participar en producciones cinematografías infravaloradas en su momento, pero consideradas de culto con el tiempo. En 1984 se embarca en una de las más ambiciosas aventuras de la historia del cine al participar en Dune, la significativa adaptación de la novela homónima de Frank Herbert publicada en 1965. Sobre esta película existen diversidad de mitos tanto de la versión que se realizó, la que nunca se concretó y la del esperado remake de Villeneuve en el 2020. La historia de la explotación del desértico planeta Dune, cuyo planetólogo imperial encarnaba Von Sydow, vio luz 1984 e inmediatamente generó recelos y odios. Te marcaba o la olvidabas. Te pone a leer inmediatamente la novela de Herbert o cambias de género. Te envuelve en una fantasía un tanto barroca o la castigas por la adaptación del obstinado director David Lynch.

Max Von Sydow como MIng El Despiadado

  Invasión vikinga: Protagonistas

La leyenda que envuelve la versión que nunca se concretó, estaría a cargo del místico dramaturgo Alejandro Jodorowsky, con las actuaciones del oscuro Udo Kier, sumadas a las de Mick Jagger, Orson Welles, y al ex Kung fu David Carradine y como plato fuerte la participación del genio surrealista Salvador Dalí y el progresivo sonido de la banda Pink Floyd. Este megalómano proyecto de mediados de los setentas creó en la industria el mito de la mejor película que nunca llegó a grabarse. Interesante disyuntiva entre lo que fue una historia o pudo ser, este capítulo podría merecer un análisis después de que algún generoso vikingo destroce el remake de Denis Villeneuve (2020).

Póster Duna, protagonizada por Max Von Sydow

  El Genuino Remake, Volumen 1

El versátil vikingo de los ojos azules posteriormente acompañaría otros espíritus inquietos en múltiples aventuras cinematográficas alrededor del globo, pues siempre alternó su presencia tanto en producciones norteamericanas como suecas o del resto de Europa. Algunos reconocidos realizadores dentro de la industria como Martin Scorsese, Ridley Scott o Woody Allen contaron con su participación.  De igual forma outsiders espíritus como los realizadores Wim Wenders y Lars von Trier también se dejaron conquistar por esta leyenda nórdica.

Caballero itinerante de mil batallas, valiente forjador de múltiples aventuras tanto dentro como fuera de este mundo, héroe o villano Max Von Sydow es una más de las grandes razones para dejarse invadir por el emblemático espíritu Vikingo.

Escríbenos a diambulosli@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos