Filemón

Filemón de Jorge Mario López nos invita a proteger la naturaleza y a volvernos conscientes de la riqueza de nuestros recursos más valiosos

Laura Restrepo
Últimas entradas de Laura Restrepo (ver todo)

«Filemón caminó hacia él y recordó la historia que decía que el Kuntur era hijo del sol y la luna, por eso sus plumas eran blancas y negras, y cada tanto debía sumergirlas en el agua para renacer»

07/21/2020
Por Jorge Mario López
Cuento

Episodio Uno: El Nacimiento del Guardián

Un nuevo guardián ha nacido, dotado con súper poderes, capaz de volar agitando su ruana, sus manos al viento hacen que la tierra se abra y se trague a los malhechores, no los asesina sino que los regresa con una nueva conciencia, los pillastres renovados, juran proteger los páramos y nevados, los ríos y los mares, los animales y las plantas.

Filemón el guardia de las altas montañas blancas, quien junto a sus amigos Pinou y Rene combatirán a todo aquel que atente contra su mamita la tierra.

Un enemigo se cuece en el poder, tras un gobierno frágil se esconde Monosanto, una compañía de malhechores que amenaza con acabar flora y fauna. Filemón y sus amigos Pinou y Rene estarán vigilantes ante sus jugadas, prestos a defenderlas.

¿Logrará Filemón y sus amigos frenarle el camino a  Monosanto y sus secuaces?

No se pierda las aventuras de Filemón, el guardia de las altas montañas blancas.

  Sueño, orgasmo, muerte

Episodio Dos: La Danta del Páramo

La primera vez la encontró bebiendo de los manantiales en el Puracé, que en lengua de los hermanos mayores significa: montaña de fuego. De sus entrañas nacen los ríos más grandes.

La segunda vez la halló husmeando entre la hojarasca, llevando semillas de aquí para allá, por los lados del Poleka Kasue, doncella de la montaña o Santa Isabel como se le conoce ahora.

Podía seguir enumerando las veces que la vio pastando, que saltó con ella, que la ayudó a esconderse de los caminantes que ahora inundan sus paramos, podía contar los días que pasaron juntos entre frailejones.

Pero hace meses dejó de verla. Así que se enfundó en su ruana, se puso el antifaz, empacó seis teteros mágicos y dos pañales de tela para el viaje, y partió con Pinou y René en busca de la danta del páramo. Marcharon con un retrato de ella para preguntarle a los árboles y al bosque si la habían visto. Su recorrido empezaría en el Puracé, luego el Tatamá, el Tolima y el Poleka Kasue.

¿Podrán Filemón el guardia de las altas montañas blancas y sus amigos, encontrar la danta del Páramo, inxiliada en su propio hábitat? ¿Qué peligros les esperan? ¿Qué lugar ocupa Monosanto en esta historia?

  ¡La Copa de vino la necesito con la comida!

Episodio Tres: La pluma del Kuntur

Pinou había visto la pluma atrapada en la corriente y alertó a René, René saltó sobre la roca y la cogió, luego se la entregó a Filemón. Llevaban varios días de camino, habían reposado dos noches en la laguna del Encanto donde nace el río Totare, después caminaron hasta el Poleka Kasue pero no encontraron rastros de la Danta de Páramo. Las fuerzas se iban apagando, tenían ganas de terminar la búsqueda, pero al cruzar la quebrada Mozul, se toparon con ésta pluma inmensa, quizás su dueño les podría ayudar.

Ascendieron por la quebrada, allí estaba el gran Kuntur, el cóndor de los Andes bañándose en las aguas cristalinas del Mozul. Pinou y René se escondieron entre arbustos, Filemón caminó hacia él y recordó la historia que decía que el Kuntur era hijo del sol y la luna, por eso sus plumas eran blancas y negras, y cada tanto debía sumergirlas en el agua para renacer.

Al sentirse seguros, Pinou y René ayudaron a Filemón, los tres acariciaron el plumaje del Kuntur quien antes de volar al sol, les dijo:

-Las Dantas aún viven, se esconden al paso de los extraños, la encontrarán camino al Kumanday. ¡Filemón!… no olvides que en Cáchira, en el Páramo de Santurban se encuentran en peligro.

¿Al fin encontraran Filemón y sus amigos la Danta de Páramo? ¿Qué pasará en el Páramo de Santurban? ¿Por qué la advertencia del Kuntur? ¿Qué tramará Monosanto?

Diseños: Sebastián Fernández

Una opinión en “Filemón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos